¿Conviene comprar casa para remodelarla?

Si gastas más del 30% del valor de la propiedad corres el riesgo de enfrentar pérdidas al venderla; cuando realizas cambios en la estructura es necesario que profesionales te asesoren. Por: Viridiana Mendoza Escamilla
Tomado y resumido de http://goo.gl/KXdMr

Pareja y casaEn la búsqueda de tu casa ideal puedes encontrar alguna propiedad que, si bien no está en mal estado, requiere ajustes para convertirte en lo que siempre quisiste que fuera tu hogar, sin embargo, antes de tomar la decisión de comprar una casa o departamento para remodelarlo es necesario que tengas en mente los siguientes consejos de los expertos.

1. Haz cuentas. Si una remodelación implicará un gasto de más de 30% del valor de la propiedad, cometerás un grave error financiero. De acuerdo con los cálculos de Coldwell Banker, invertir más de un tercio de lo que te costará la propiedad elevará el valor y la sacará de mercado, esto es un riesgo grande porque si quieres venderla el proceso será largo o deberás bajar el precio, lo cual implica pérdidas.

“La gente no compra una casa pensando en venderla pronto pero es un activo del que se puede echar mano. Si hay la necesidad de venderla, el haber invertido demasiado en remodelación puede implicar una pérdida considerable”, señala Sandra Hendrix, directora comercial de la consultoría inmobiliaria.

2. Asegúrate de poder hacer los cambios. En algunos condominios y edificios antiguos existe una disposición conocida como Restricción de Fachada, es decir, debes respetar la apariencia exterior de la propiedad y algunos detalles como herrajes y puertas originales de madera. Esto puede convertirse en un problema si alguna puerta o ventana presenta podreduras, pues el proceso para cambiarla será muy complicado.

3. No te lances a ciegas. Aún si la casa te gusta mucho, es necesario realizar un avalúo para determinar el costo de la remodelación, este presupuesto debe quedar delimitado antes de que hagas la compra.

De acuerdo con el portal Finanzas Prácticas de Visa, debes incluir una partida de entre 5 y 10% del total del costo de la remodelación para posibles imprevistos como: material adicional o algún accidente al perforar muros. Una vez que tengas una idea de cuánto costará dejar la casa como tú la quieres, será más fácil tomar una decisión acertada de compra.

4. Pide ayuda. Si sólo vas a pintar y a cambiar azulejos del baño o la cocina es probable que no tengas problemas al contratar a una persona que pueda hacerlo; sin embargo, si tu remodelación implica construir otra habitación o echar abajo un muro, el no contar con asesoría profesional puede causar incluso un daño estructural a la propiedad.

“Hay muros que sostienen una parte considerable del peso de la casa, se llaman muros de carga y no pueden tirarse por ningún motivo, si no tienes la opinión de un arquitecto, corres el riesgo de causar un daño irreparable o de que te cancelen la obra si no sabes los requerimientos, para (por ejemplo) construir una habitación en la parte superior”, advierte Sandra Hendrix.

Además, recuerda solicitar facturas y garantías de los aditamentos que puedan tener algún defecto, eso te dará una protección en caso de que surjan problemas.